Google+ Valle del Río Pequeno

Inicio  //  Entorno Bosques del Courel  //  Valle del Río Pequeno

Valle del Río Pequeno

En los alrededor de 10 km. De longitud del Río Pequeno y en su Valle se esconde la esencia de los bosques de O Courel.

Desde su nacimiento, en Pedrafita do Courel y hasta su desembocadura en el Lor en Ferrería Locay, las aguas del Río Pequeno discurren entre sotos, campos de cultivo, devesas y pueblos de piedra, madera y pizarra (alguno de ellos habitados, otros únicamente vestigios del pasado).

El sendero que nos lleva por la orilla izquierda del río fue hasta bien entrado el siglo XX la única forma de comunicación entre los pueblos que se asentaron buscando la protección de la sierra de la Escrita y la opulosa localidad de Seoane ( Savane para los vecinos).

Sotos centenarios en los que los árboles arecen hablar, sequeiros abandonados, pueblos ahora silentes, campos aún hoy trabajados y cascadas y saltos de agua se suceden en este recorrido descendiente entre Pedrafita do Courel y Seoane y su Ferrería. Y, entre medias, el paso entre los callejones de Paderne, con sus seis establecimientos rurales y la rehabilitada Aldea do Mazo; y, cómo no, la admiración de la orilla derecha del Río, con su sucesión de devesas (la grandiosa e inexpugnable Devesa da Escrita entre ellas), que en su éxtasis otoñal conducirán al caminante hacia la perdición.

El Valle del Río Pequeno forma parte de una de las rutas más reconocidas de O Courel, a la que ya le dedicamos unas líneas en nuestro apartado sobre Paderne.