Google+ Paderne

Inicio  //  Entorno Pueblos del Courel  //  Paderne

Paderne

Nuestra empresa se sitúa en la aldea de Paderne, a poco más de 900m. de altitud y perteneciente a la parroquia de Meiraos.

Paderne es una de las aldeas más vivas del Courel, a pesar de que únicamente diez de sus casas están habitadas todo el año. El ganado y los tractores forman parte del paisaje de esta aldea, próxima a la frontera entre los Ayuntamientos de Folgoso y Samos.

Cuna de los músicos más importantes del Courel, Os Padernes, hoy Paderne abre también sus puertas al turismo rural, con seis casas dedicadas a esta actividad. No en vano, alguna de las rutas más importantes del Courel pasa por esta aldea, que cuenta entre sus joyas naturales con una de las devesas mejor conservadas y más inexpugnables de la zona.

En Paderne la piedra, la pizarra y la madera de sus casas se funden con el paisaje, su souto, su devesa y sus campos, para deleite del más exigente amante de la naturaleza.

Su capilla, dedicada a San Martín, llama todos los años a los habitantes y a los emigrados a celebrar con devoción, música y vino la fiesta de agradecimiento al Santo otoñal; eso sí, adelantándola al mes de julio, que en Otoño hay que recoger castañas.

Si quieres conocer mejor esta aldea y sus secretos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Dos rutas por Paderne:

-Ruta del Río Pequeno:

Aprovechando la antigua vía de comunicación entre Seoane, Paderne y Mercurín, esta ruta circular de más de 14 Km. pasa por alguno de los parajes más hermosos de la Sierra. El camino entre Paderne y Seoane discurre pola orilla del río que le da nombre a la ruta, caminando entre soutos y tupidos parajes de frondosas; setas y flores de infinitos colores nos esperan en cualquier esquina. Llegamos a Seoane y bajamos hacia la Ferrería Locay, por desgracia cerrada; admiramos la desembocadura del Río Pequeno en el padre Lor y emprendemos la subida hacia Mercurín, pueblo de sonoro nombre; pasado el pueblo y su souto comenzamos la dura pendiente que nos llevará hasta el Castro de Brío; aquí podemos descansar, admirar el paisaje, con la devesa da Rogueira de fondo y, con un poco de suerte, descubrir alguna orquídea. Ya repuestos, bajamos por la zona de solana, divisando Meiraos, Vilasibil y Miraz, antes de llegar de nuevo alrío y a Paderne, en donde nos espera el merecido descanso.

-Ruta de A Escrita-Pedrafita-Paderne:

Bajando hacia el río desde Paderne por el camino que lleva a Mercurín comienza esta ruta circular de 13 Km. Una vez hemos llegado al río Pequeno, debemos de seguir las indicaciones que nos llevarán hacia la devesa de A Escrita. En una zigzagueante y pronunciada subida podremos admirar la devesa en toda  su plenitud, hasta llegar a la cima; ahí, por una pista de tierra bajaremos a la aldea de Pedrafita do Courel (límite del Ayuntamiento de Folgoso). Ya en ésta, y entre sus callejuelas, encontraremos la señal que deberemos seguir para, en una rápida bajada, volver a nuestro punto de origen.